Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image

Texto
Geneviève Billette

Dirección
Gervais Gaudreault

Asistente de dirección
Robert Vézina

Asesoría en dramaturgia
Gervais Gaudreault, Suzanne Lebeau

Reparto
Francis Ducharme, Danny Gagné, Audrey Talbot

Escenografía, vestuario y utilería
Katerine Brochu, Stéphane Longpré

Luces
Dominique Gagnon

Ambiente sonoro
Nicolas Rollin

Espacialización sonora
Mathieu Gatien

Maquillaje y peinados
Pierre Lafontaine

Dirección de producción
Dominique Gagnon

En residencia en el Théâtre de la Ville (Longueuil, Quebec) y en coproducción con el Espace Malraux – Scène nationale de Chambéry et de la Savoie y le Grand Théâtre ­de Lorient (Francia)

Timothée y Sammy, dos niños, tienen una cita clandestina en un callejón, detrás de un teatro. Persuadidos de que los besos y las caricias están contados, se disponen a partir en búsqueda de un país en el que las rodillas sean como « lugares públicos »… Mientras que Sammy espera afuera, Timothée entra en el teatro para hacer un último pipi antes de la gran fuga.

Sarah, una niña capaz de cantar la nota más alta del registro de la voz humana, está tratando de escaparse de ese teatro, en el que ha perdido la voz. Un acontecimiento inesperado compromete la fuga, pero no la búsqueda de la ternura. Timothée y Sarah se encuentran solos, prisioneros del teatro. Para conservar la esperanza, no tendrán otra alternativa que la de abrirse el uno al otro. De esta amistad nace la solidaridad y el alivio. Dentro del teatro, como en el callejón en el que Sammy espera, se tratará del gran amor, del que no podría sobrevivir sin desobediencia.

 
Prix littéraire du Gouverneur général du Canada 2005; Premio a la creación 2001- Fonds Gratien Gélinas
 
«Creado por la compañía teatral Le Carrousel, a quien debemos también Petit Pierre, este espectáculo para público joven encierra un tesoro de ternura y de humor.
Por qué mis labios traicionan siempre a mi corazón?” : resonando como esa imagen de una réplica de Sammy, retenido por su madre, el texto de Geneviève Billette es presentado de manera ejemplar por la interpretación de los jóvenes actores Francis Ducharme y Audrey Talbot, espontáneos como suelen serlo los niños.
La puesta en escena de Gervais Gaudreault está a la altura de la pieza. El rostro de Sammy, que aparece proyectado sobre una pantalla de manera intermitente, otorga al espacio cerrado de la obra una nueva dimensión que nos cuestiona sobre el lugar que concedemos a los niños.
¿Acaso sería más fácil parra ellos crecer si los adultos supiéramos preservar mejor nuestra parte de infancia ? »
L’Yonne républicaine, Auxerre
«Se trata de un texto de Geneviève Billette, audaz y generoso, en el que la lengua es, al mimo tiempo, poética, filosófica e infantil. La puesta en escena de Gervais Gaudreault es visual y sonora, y la inversión del marco escénico y de los cable eléctricos, forman una escenografía evolutiva. […] El país de las rodillas es una obra demasiado rica como para resumirla en una frase. En todo caso, ella nos confirma que es posible dirigirse a espectadores de ocho años proponiéndoles un tema intenso. Ella habla de la importancia de la amistad y del amor en la construcción de nuestras vidas, mucho antes de la adolescencia. […]
Es la urgencia de un espacio cerrado, esos dos seres se enfrentan, se aceptan, se protegen y logran juntos hacerse escuchar por el resto del mundo. Comprendemos así el valor de la escucha, la aceptación del otro y la solidaridad, pero también la desobediencia y la resistencia. Hablando de la infancia, y al comportamiento propio de los personajes, la autora agrega magníficos momentos líricos sobre la ternura que habría que economizar como las velas que se consumen poco a poco.
Los tres actores, Francis Ducharme, Danny Gagné y Audrey Talbot, son pertinentes y supieron encontrar fragmentos de la infancia en ellos mismos para permitirnos aceptar la convención de sus personajes que tienen nueve y siete años. […] Y aunque uno sea futuro adulto o antiguo niño, este viaje dejará una bella impronta en nuestra intimidad.»
Pierre Lecarme, Le Dauphiné libéré, Francia

 

Documents à télécharger


Photos: François-Xavier Gaudreault